Aceite de karité para cara, cabello y más

La manteca de karité es un producto 100% natural y vegetal utilizado durante siglos en nutrición y para la belleza de la piel y el cabello de las mujeres africanas.

La manteca de karité es un verdadero aliado de belleza para la piel y el cabello gracias a los nutrientes que la componen, lo que te ayudará a cuidar tu cuerpo de forma natural. Descubra los usos y propiedades de la manteca de karité.

La manteca de karité se obtiene de las nueces de una planta llamada vitellaria paradoxa (o Butyrospermum parkii), un árbol de hasta 15 metros de altura con un tronco muy grande. La mantequilla se usa en los países occidentales en general para la preparación de productos cosméticos, mientras que en muchas culturas africanas se usa como alimento real.

La manteca de karité es una densa masa de color marfil y es rica en ácidos grasos, fitoesteroles, vitamina A y vitamina E. Se utiliza en cosmética natural gracias a sus propiedades: reparadora, protectora, nutritiva, elastizante, hidratante y antiinflamatoria.

Representa el cuidado ideal para la piel seca, protege de las agresiones del frío y es útil para el cuidado de manos y labios secos y agrietados, así como para masajear a niños pequeños. Las mujeres africanas lo han usado durante algún tiempo para proteger la piel de la sequedad causada por las altas temperaturas.

Al ser una sustancia muy grasa y nutritiva, la manteca de karité también se usa ampliamente para el cuidado y la belleza del cabello: hacer compresas y máscaras basadas en este ingrediente ayudará a mantener su cabello suave y brillante durante mucho tiempo. Además, la manteca de karité ayudará a combatir el problema de la dermatitis y la caspa.

Show/Hide text

4.3

4.4

4.6

5.0

Eficaz contra quemaduras y cicatrices
Puede provocar reacciones alérgicas
Descongestionante nasal
Puede provocar problemas de obesidad y problemas cardíacos cuando se utilizan en exceso
Antalgico e antinfiammatorio
Protege contra el frío

4.4

4.6

4.4

4.1

Las principales propiedades de la manteca de karité para la salud y belleza de la piel y el cabello


Calmante y antiinflamatorio para la piel

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la manteca de karité se puede utilizar en el tratamiento de cicatrices debidas a descamación, operaciones, cortes y quemaduras; También es una ayuda valiosa en el tratamiento de la piel roja e irritada por quemaduras solares, eritema, descamación, dermatitis y eczema, porque alivia el enrojecimiento de la piel; También elimina el hormigueo causado por las picaduras de insectos.


Propiedades antioxidantes

La manteca de karité siempre se ha utilizado para la prevención y el tratamiento de las arrugas, ya que estimula la formación de colágeno y mejora la elasticidad de la piel. De hecho, contiene sustancias como grasas ácidas esenciales y vitaminas esenciales para mantener la elasticidad y firmeza de la piel. También es una excelente protección contra los rayos ultravioleta y reduce el envejecimiento de la piel causado por el sol.


Propiedades protectoras

La manteca de karité crea una película protectora en la piel que dura hasta 8 horas después de la aplicación y se puede usar en todas las partes del cuerpo, especialmente en los labios, las fosas nasales, las manos y las partes más expuestas al entorno externo. .


Propiedades nutritivas y emolientes en la piel y el cabello

La presencia de vitaminas, ácidos grasos y minerales hace que la manteca de karité sea adecuada para nutrir e hidratar profundamente la piel y el cabello. Hacer tratamientos de belleza basados ​​en este producto le permitirá tener una piel más elástica, tonificada y suave y un cabello brillante, hidratado y suave durante mucho tiempo.


4.6

4.2

MÁS ACEITOS