Aceite de argan: el mejor elixir con mil propiedades

Las mil propiedades del aceite de argan lo convierten en el producto perfecto para quienes prestan especial atención a la belleza de la piel y el cabello. Descubramos los usos principales.

Entre los aceites vegetales, los aceites de argan ciertamente ocupan un lugar destacado en términos de propiedades y preciosidad. De los frutos de Argania spinosa, un árbol típico marroquí, se produce un aceite con propiedades interesantes y particularmente apreciado por aquellos que aman usar remedios naturales para su belleza.

Conocido y utilizado desde la antigüedad en los lugares de origen, las propiedades del aceite de argan son muchas y todas derivan de los elementos que lo componen: ácidos grasos, Omega 3, Omega 6, vitamina E y vitamina A, capaces de combatir la relajación. piel y envejecimiento.

Es capaz de hidratar todas las capas de la piel a partir de la película hidrolipídica gracias a sus propiedades emolientes, nutritivas y regeneradoras. También ayuda a producir colágeno al prevenir la formación de arrugas. Por todos estos beneficios, el aceite de argan es especialmente valioso para aquellos que desean cuidar la piel, el cabello o las uñas.

Aceite de argan: contraindicaciones

El uso de aceite de argan no presenta contraindicaciones particulares, pero es importante que sea puro y de buena calidad (si contiene otros ingredientes, es más fácil generar reacciones cutáneas). La única desventaja de este producto, si realmente queremos encontrar uno, es el costo que no es para todos los presupuestos (pero debemos considerar que, en general, el aceite de argan se usa con moderación y requiere muy poco dinero). obtener buenos resultados).

Aceite de argan: venta y precio

Entre los aceites vegetales, el aceite de argan es uno de los más preciosos y, por lo tanto, caro. El precio por 100 ml de aceite para uso cosmético tiene precios que oscilan entre 20 y 30 euros. El aceite de argan para uso culinario es más barato y el precio por 100 ml comienza en unos 8 euros. El aceite de argan puro se compra fácilmente en herbolarios, farmacias, tiendas de bienestar natural y tiendas en línea, donde la elección será más amplia, pero el producto deberá seleccionarse cuidadosamente para que sea efectivo y de alta calidad. Si está buscando aceite de argan 100% puro, solo las palabras "aceite de semilla de Argania spinosa" deben aparecer en la lista de ingredientes. Sin embargo, además de ser 100% puro, también hay muchos productos enriquecidos con aceite de argan: jabones, cremas, champús, acondicionadores, baños de burbujas, etc.

Show/Hide text

4.8

4.6

4.8

5.0

Es un hidratante natural.
Puede ocasionar irritación en ojos.
Ayuda a regenerar las fibras del cabello.
Su mal uso puede generar eritemas.
Se puede utilizar en todo el cuerpo.
No es economic.
Alto contenido en antioxidantes.
Buena fuente de ácidos grasos esenciales.

4.6

4.6

5.0

4.6

Aceite de argan: propiedades y beneficios


Las propiedades del aceite de argan son múltiples y todas derivan de los elementos simples que lo componen: ácidos grasos, Omega 3, Omega 6, vitamina E y vitamina A capaces de combatir la flacidez de la piel y el envejecimiento.


Es capaz de hidratar todas las capas de la piel a partir de la película hidrolipídica gracias a sus propiedades emolientes, nutritivas y regeneradoras. También ayuda a producir colágeno al prevenir la formación de arrugas. Ahora veamos en detalle todas las propiedades de este precioso aceite.


Antioxidante

Gracias a la presencia de vitamina E y otros ingredientes activos, el aceite de argan es un producto con fuertes propiedades antioxidantes que puede usarse solo o en combinación con otras sustancias para tratar el envejecimiento de la piel.


Activar el colágeno

El aceite de argan promueve la reparación de los tejidos del cuerpo al activar la producción de colágeno. Un aliado precioso, por lo tanto, en caso de problemas dermatológicos, irritaciones o enrojecimiento.


Hidratante y elastizante

Es un aceite con poder humectante y puede usarse para este propósito en la piel de la cara, el cuerpo pero también en el cabello. No solo hidrata profundamente, sino que también puede mejorar la elasticidad de los tejidos y dar brillo.


Relajante

Si se usa como un aceite de masaje, quizás en combinación con un aceite esencial como la lavanda, el argan también puede convertirse en un excelente remedio natural para relajar los músculos y relajarse.

4.7

4.5

MÁS ACEITOS